Marketing

Etapas del ciclo de vida de un producto

Ciclo de vida del producto
Cuando un producto entra en el mercado, a menudo sin que el consumidor lo sepa, tiene un ciclo de vida que lo lleva de ser nuevo y útil a ser eventualmente retirado de la circulación en el mercado. Este proceso ocurre continuamente – tomando los productos desde sus primeras etapas de introducción hasta su declinación y eventual retiro.

¿Qué es el ciclo de vida del producto?

El ciclo de vida del producto es el proceso que atraviesa un producto desde que se introduce por primera vez en el mercado hasta que declina o se retira del mercado. El ciclo de vida tiene cuatro etapas: introducción, crecimiento, madurez y disminución. Aunque algunos productos pueden permanecer en un estado de madurez prolongado, todos los productos terminan por salir del mercado debido a varios factores, entre ellos la saturación, el aumento de la competencia, la disminución de la demanda y la caída de las ventas. Además, las empresas utilizan el análisis de PLC (que examina el ciclo de vida de su producto) para crear estrategias para mantener la longevidad de su producto o modificarlo para satisfacer la demanda del mercado o las tecnologías en desarrollo.

4 Etapas del ciclo de vida del producto

En general, hay cuatro etapas en el ciclo de vida del producto, desde su desarrollo hasta su disminución de valor y eventual retiro del mercado.

1. Introducción

Una vez que un producto ha sido desarrollado, la primera etapa es la de su introducción. En esta etapa, el producto se lanza al mercado. Cuando un nuevo producto se lanza al mercado, a menudo se trata de un tiempo de gran importancia en el ciclo de vida del producto, aunque no necesariamente hace o rompe el éxito final del producto. Durante la etapa de introducción, la comercialización y la promoción están en su punto álgido, y la empresa suele ser la que más invierte en la promoción del producto y en que éste llegue a las manos de los consumidores. Tal vez la mejor manera de mostrar esto sea en las famosas presentaciones de lanzamiento de Apple (AAPL) - Get Report, en las que se destacan las nuevas características de sus productos nuevos (o de los que pronto saldrán al mercado). Es en esta etapa que la compañía es capaz de obtener primero una idea de cómo responden los consumidores al producto, si les gusta y el éxito que puede tener. Sin embargo, también suele ser un período de grandes gastos para la empresa, sin garantía de que el producto se pague a sí mismo con las ventas. Los costos son generalmente muy altos y normalmente hay poca competencia. Los principales objetivos de la etapa de introducción son crear una demanda del producto y ponerlo en manos de los consumidores, con la esperanza de que más tarde se aprovechen de su creciente popularidad.

2. Crecimiento

En la etapa de crecimiento, los consumidores ya están tomando el producto y comprándolo cada vez más. El concepto del producto está probado y se está volviendo más popular - y las ventas están aumentando. Otras empresas se dan cuenta del producto y de su espacio en el mercado, lo que comienza a llamar la atención y a atraer cada vez más ingresos. Si la competencia por el producto es especialmente alta, la empresa puede seguir invirtiendo fuertemente en publicidad y promoción del producto para superar a los competidores. Como resultado del crecimiento del producto, el propio mercado tiende a expandirse. El producto en fase de crecimiento suele ser modificado para mejorar sus funciones y características. A medida que el mercado se expande, la mayor competencia suele hacer bajar los precios para que los productos específicos sean competitivos. Sin embargo, las ventas suelen aumentar en volumen y generar ingresos. La comercialización en esta etapa tiene por objeto aumentar la cuota de mercado del producto.

3. Madurez

Cuando un producto alcanza la madurez, sus ventas tienden a disminuir o incluso a detenerse, lo que indica que el mercado está muy saturado. En este punto, las ventas pueden incluso empezar a caer. Los precios en esta etapa pueden tender a hacerse competitivos, señalando la reducción del margen a medida que los precios empiezan a bajar debido al peso de las presiones externas como la competencia o la menor demanda. La comercialización en este punto tiene como objetivo evitar la competencia, y las empresas a menudo desarrollan productos nuevos o modificados para llegar a diferentes segmentos del mercado. Dado el alto grado de saturación del mercado, es típicamente en la etapa de madurez de un producto que los competidores menos exitosos son empujados fuera de la competencia - a menudo llamado el "punto de sacudida". En esta etapa, se alcanza la saturación y el volumen de ventas es máximo. Las empresas suelen empezar a innovar para mantener o aumentar su cuota de mercado, modificando o desarrollando su producto para adaptarse a las nuevas demografías o tecnologías en desarrollo. La etapa de madurez puede durar mucho o poco tiempo, dependiendo del producto. Para algunas marcas, la etapa de madurez es muy prolongada.

4. Declinar

Aunque las empresas intentarán en general mantener el producto vivo en la etapa de madurez el mayor tiempo posible, el declive de cada producto es inevitable.
En la etapa de declive, las ventas del producto caen significativamente y el comportamiento del consumidor cambia al haber menos demanda del producto. El producto de la compañía pierde cada vez más participación en el mercado, y la competencia tiende a hacer que las ventas se deterioren.
La comercialización en la etapa de declive es a menudo mínima o dirigida a los clientes ya leales, y los precios se reducen.
Eventualmente, el producto será retirado del mercado a menos que sea capaz de rediseñarse para seguir siendo relevante o de gran demanda. Por ejemplo, productos como las máquinas de escribir, los telegramas y los mosquetes se encuentran en una etapa de profundo declive (y, de hecho, están casi o completamente retirados del mercado).

 

Entradas Relacionadas